“Velo de misterio” sobre los “narco-juniors”

may 16, 2011

Ni la Secretaría Municipal de Seguridad Pública ni la Procuraduría General de la República (PGR), confirmaron cuántos de los seis “narco juniors” detenidos en la Supermanzana 525, fueron puestos finalmente a disposición del Ministerio Público Federal. —En Seguridad Pública, fue el mismo personal quien aseguró que las tres jovencitas entre las que se encuentra Fernanda García Altolaguirre, habían sido liberadas ante la presión ejercida por el padre de ésta, el magistrado Francisco Javier García Rosado. —Incluso, señalaron que fue el propio secretario de Seguridad Pública Armando Alvarez Morales, quien rescató a García Altolaguirre a petición del padre.

En tanto, la casa donde fueron detenidos los seis jóvenes, se encuentra custodiada por la policía municipal, pero sin sellos de aseguramiento.

En todo un “misterio” se convirtió la puesta a disposición del ministerio público del fuero federal, de los seis jóvenes detenidos en la Supermanzana 525 la mañana del sábado.

Y es que por la noche del mismo día, trascendió el hecho de que Fernanda García Altolaguirre, Saraí Vargas López y Nicolette Osorio Bonn; habían sido liberadas en el área jurídica de Seguridad Pública y que sólo habían sido puestos a disposición de la PGR Mauricio Canto Miró y los hermanos Miguel y Cristian Sosa Barragán.

El personal de Seguridad Pública que se encontraba en el área de barandilla, aseguran que los abogados del magistrado del Tribunal Electoral del estado Francisco Javier García Rosado, hicieron presencia en el lugar, para rescatar a Fernanda García Altolaguirre, quien se identificó como hija del magistrado.

Incluso, señalaron que fue el propio secretario municipal de Seguridad Pública Armando Alvarez Morales, quien fue al rescate de la “hija incómoda” del magistrado, evitando así que ésta y sus dos amigas fueran puestas a disposición del Ministerio Público Federal.

Sin embargo, esto no fue confirmado ayer por ninguna autoridad, pues por ser domingo simplemente los funcionarios “brillan por su ausencia”.

En Seguridad Pública, nadie pudo explicar quiénes y cuántos fueron finalmente los detenidos que fueron llevados a la PGR para quedar a disposición de la PGR.

En la dependencia federal, el único supuesto “enlace” que existe con los medios de comunicación es la vocera Brenda Romina Martínez Sánchez, quien a pesar de que se intentó en varias ocasiones entablar comunicación con ella para obtener información, simplemente se limitó a decir que estaba fuera de la ciudad y después, simplemente no contestó.

Lo cierto es que cuando los seis jóvenes detenidos fueron llevados a Seguridad Pública y tras ser presentados a los medios de comunicación, comenzó el “nerviosismo” entre el personal de la corporación, pues al parecer todo indicaba que efectivamente, Fernanda García Altolaguirre era hija del magistrado Francisco Javier García Rosado y eso puso a temblar a muchos.

Parecía que lo único que importaba era ver cómo dejaban fuera a García Altolaguirre para que no pisara los separos de la PGR, sin importar que hubiera sido detenida con otros jóvenes en posesión de drogas, cartuchos de diferentes calibres y una pistola calibre .38 súper.

En tanto, la casa ubicada en la Supermanzana 525, manzana 12, lote 40, en donde se llevó a cabo la detención de los seis jóvenes, permanece bajo custodia de elementos de la policía municipal, aunque sin sellos de la PGR que indiquen que ha sido asegurada.

Ahí permanecen el vehículo tipo Lupo color rojo y la motocicleta, propiedad de los detenidos, aunque el automóvil de lujo BMW que conducía Nicolette Osorio Bonn, ya no se encontraba estacionado frente a la casa como el día de la detención.

Se espera que el día de hoy, las autoridades finalmente den a conocer cómo se manejó finalmente la puesta a disposición de los seis jóvenes y si fue cierto o no, que las tres mujeres fueron beneficiadas con la impunidad que puede dar un apellido y un puesto de alto nivel en el gobierno.

Fuente: Por Esto

Categories: Política