Grito de independencia, ejemplo de pasión y civilidad en Cancún

sep 18, 2005

*Más de 14 mil personas abarrotaron la Plaza de la Reforma, en un histórico poder de convocatoria

*El presidente municipal no pudo esconder su emoción, esta noche

El grito al unísono de más de 14 mil gargantas estremeció la Plaza de la Reforma en punto de las 23 horas. La pasión por México se desbordó esta noche en el tradicional “Grito de Independencia” frente a Palacio Municipal, seguida del repique de la campana, en la que el alcalde Francisco Alor Quezada emuló a Miguel Hidalgo y Costilla.

Cancún respondió a la convocatoria hecha esta noche, en un llamado por México, por Quintana Roo y por este municipio, en el 195 aniversario de la Independencia. Y la gente abarrotó todo lo que el horizonte permitía ver desde balcón presidencial.

Ahí, el alcalde era flanqueado por su esposa Rubí Peniche de Alor, por las fuerzas armadas y por los integrantes del Cabildo. El presidente municipal no pudo esconder la emoción al tomar el Lábaro Patrio y tirar de la campana para recordar a “los héroes que nos dieron patria”.

La celebración inició desde horas antes con cantos y bailes típicos mexicanos sobre una tarima colocada al extremo derecho de la plaza. Desde las 19 horas la gente empezó a llegar a la cita, y hasta ahí llegó el alcalde para saludar de mano y dialogar con la población, con la gente que no dejaba de extrañarle la presencia del Presidente Municipal abajo del balcón.

Así pasaron minutos y la gente no desesperó, al contrario, esperó deseosa de gritar a todo pulmón, de ondear la bandera, de silbar las cornetas y de ver estallar los cohetes, los juegos pirotécnicos que vistieron el Palacio Municipal de verde, blanco y rojo.

Los ánimos empezaron a encenderse a las 10:55 horas, cuando los integrantes del Cabildo se apostaron en el balcón presidencial, para dar entrada al Alcalde y familia.

El orden y la civilidad de la gente fue la constante. El operativo policiaco esta vez sólo tuvo que guiar a las familias completas que, de manera organizada, se reunieron en su máxima plaza municipal.

Fue entonces cuando Alor Quezada salió al balcón acompañado de su familia, para de inmediato iniciar con los honores a la bandera. El Alcalde recibió el Lábaro Patrio y se apostó de frente a la ciudadanía para iniciar con el grito. Recordó a cada uno de los héroes de la patria y con gran honor vitoreó a Cancún, al municipio Benito Juárez, al Estado de Quintana Roo, y a “¡México, México, México!”…

Las más de 14 mil personas reunidas no dudaron en corresponder al grito, y a viva voz contestaron para dar entrada al repique de la campana agitada por un presidente municipal visiblemente emocionado.

Enseguida, las miradas de los miles de asistentes se alumbraron al observar cómo los juegos pirotécnicos engalanaron la noche y vistieron al Palacio Municipal de tricolor.

Así se vivió en Cancún la “Noche del Grito”, en un festejo hecho para toda la familia, para que los niños puedan también disfrutar y sensibilizarse por la máxima celebración de su patria, de México.

Categories: Política